La ciencia podría comprobar que las personas absorben la energía de otros

3
2032
se puede intercambiar energia entre dos personas
El intercambio de energía entre personas puede llegar a ser comprobado por la ciencia. Créditos:Shutterstock

Probablemente hayas escuchado o tengas anécdotas sobre ‘vampirismo energético‘, interacciones en las que alguien consume de otra persona, y generalmente sin su consentimiento, su energía vital. Más allá de especulaciones en torno a las posibilidades de extracción energética, un hallazgo científico sugiere que efectivamente podrían estarse gestando intercambios energéticos entre personas ya sea voluntaria o involuntariamente.

Un equipo de investigación de la Universidad de Bielefeld, Alemania, hizo un descubrimiento interesante que demuestra que las plantas pueden absorber las fuentes alternativas de energía de otras plantas. Este descubrimiento podría tener un impacto importante en el futuro de la bioenergía, posiblemente proporcionando evidencia de que las personas absorben energía de otras personas de la misma manera.

¿Es posible captar la energía de otras  personas?
Muchas personas perciben energía densa cuando se encuentran cerca de otras personas con energía negativa.

Los miembros de la investigación biológica liderada del profesor Olaf Kruse, han confirmado por primera vez que una planta, Chlamydomonas reinhardtii, no sólo lleva a cabo la fotosíntesis, sino que también tiene una fuente alternativa de energía, ya que puede absorber energía de otras plantas, según lo publicado en el diario Nature comunications.

“Las flores necesitan agua y luz para crecer, y las personas no son diferentes. Nuestros cuerpos físicos son como esponjas, absorbiendo el ambiente que nos rodea. Esto nos dice exactamente por qué hay personas que se sienten incómodas cuando existe un cierto grupo con una mezcla de energía y emociones”, dijo la psicóloga y terapeuta Dra. Olivia Bader-Lee.

Como bien sabemos, las plantas producen la fotosíntesis a partir de dióxido de carbono, agua y luz. En una serie de experimentos, el profesor Kruse y su equipo, cultivaron algas microscópicas, Chlamydomonas reinhardtii, y encontraron que cuando se exponen a un fallo de alimentación, estas plantas de unicelulares pueden absorber la energía de otras plantas en su totalidad.

“Esta es la primera vez que se confirma este comportamiento en un organismo vegetal. Que estas algas puedan digerir la celulosa contradice toda la información de los estudios anteriores. En cierta medida, lo que estamos viendo son las plantas que se alimentan de otras plantas”, dice el profesor Kruse.

La Dra. Bader-Lee dice que cuando los estudios de energía se vuelvan más avanzados en los próximos años, podremos ver que toda esta acción también se está traduciendo a los seres humanos. Bader-Lee añade: “El cuerpo humano es muy similar a una planta que chupa, absorbe la energía necesaria para alimentar a su estado emocional, y puede energizar las células o aumentar la cantidad de cortisol y catabolizar, alimentar a las células dependiendo de la necesidad emocional”.

Por último, la Dra. Bader habla de la conexión del hombre con la naturaleza que se ha perdido con los años, pero que se descubre de nuevo, diciendo que el ser humano puede absorber y sanar a través de otros seres humanos, animales y cualquier parte de la naturaleza. Es por eso que estar cerca de la naturaleza a menudo es vigorizante, energizante y promueve la de curación para muchas personas.

Contrariamente a lo que muchos ‘científicos’ de la era moderna piensan, si existe un mundo espiritual, que no está separado de la ciencia. Vemos que esto no es sólo una suposición, ya que durante miles de años era conocido en las diversas culturas de la antigüedad.

Este descubrimiento bien podría incluirse dentro de una reciente tendencia dentro de la cual la vanguardia científica comienza a confirmar la existencia de diversos fenómenos que hasta entonces eran concebidos, exclusivamente, dentro de una rubro relativamente esotérico –por ejemplo, la existencia de universos paralelos, la transmisión informativa sin necesidad de coincidir en tiempo/espacio, o la presencia de facultades psíquicas–.

También te puede interesar: El cerebro humano es capaz de almacenar todo el contenido de Internet.

Sin embargo, cabe resaltar que nuestro campo áurico puede afectar tanto cuánto se ve afectado, no sólo por las personas que nos rodean, sino también para los objetos, ya que como se indica en la ciencia, todo es energía.

¿Te gustó este artículo? ¡Dale a compartir!

3 Comentarios

  1. Gracias por el artículo.

    A mi me parece engañoso decir que hay algun tipo de demostración científica de que se pueda “absorber energía”.
    Que una alga pueda “digerir” celulosa es algo relativamente sorprendente, pero hay un paso inmenso hasta afirmar que se pueda intercambiar energía solo por proximidad… o sin un vehículo físico como en este caso la celulosa.
    Me interesan mucho los tipos “alternativos” de relación entre seres vivos. Estoy de acuerdo que puede ser la nueva gran era de la humanidad. Pero establecer puentes inexistentes y tergiversar investigaciones científicas creo que resulta contraproducente.

    Saludos.

    • Hola David, tú mismo lo has dicho, se ha investigado tipos alternativos de relaciones entre los seres vivos. Teorízar no es tergiversar, y menos aún una investigación científica, has mal utilizado un verbo. Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here