Viajar a otros sistemas estelares sería posible usando la energía de los agujeros negros


Impresión artística. Crédito: Era-7

Un científico estadounidense asegura haber encontrado una manera de viajar a otros sistemas estelares: afirma que es posible hacerlo utilizando la energía de los agujeros negros.

Uno de los principales problemas que de momento impiden la realización de tales viajes es el del combustible, ya que las naves espaciales existentes no tienen fuerzas propulsoras idóneas para alcanzar la velocidad necesaria en esas distancias.

Sin embargo, el profesor David Kipping, de la Universidad de Columbia (Nueva York, EE.UU.), probablemente ha resuelto el obstáculo, pues propone usar la fuerza de gravedad de los agujeros negros para obtener la energía que necesitan esas naves. El concepto, al que denominó ‘Halo Drive’ (‘Motor halo’, en inglés).

El científico resalta que los agujeros negros binarios poseen una gran cantidad de energía, que aparece como resultado de su rotación. Al mismo tiempo, actúan como «espejos gigantes» que de hecho pueden reflejar la energía que reciben, cualidad que en su opinión es posible utilizar.

Impresión artística de la fusión de agujeros negros binarios. Crédito: LIGO / A. Simonnet.

Kipping propone equipar las naves espaciales con «láseres de alta potencia», que lanzarían un rayo de fotones a los agujeros negros. Al alcanzarlos, el flujo de partículas cargadas trazaría una curva alrededor del objeto espacial, captando energía adicional, y regresaría al aparato.

La realización de este concepto, dijo, permitiría alcanzar otros sistemas estelares sin necesidad de llevar combustible. El portal Universe Today precisa, basándose en estimaciones científicas, que en la Vía Láctea pueden existir unos 100 millones de agujeros negros que «podrían actuar como una red» para un viaje interestelar.

Tal vez algún día los viajes interestelares a través de un agujero negro sean posibles. Crédito: Euderion

Desventajas

El ambicioso proyecto también tiene obstáculos mayores; entre ellos, el hecho de que no existen hoy naves espaciales que puedan hacer realidad la idea. Además, incluso si los expertos lograran construir los aparatos adecuados, se correría el riesgo de que sean devorados por el propio agujero negro.

Por lo demás, para viajar utilizando esa fuente de energía es necesario, en primer lugar, encontrar el agujero que podría proporcionarla. «La cosa tiene una gran desventaja para nosotros, [que consiste] en que primero tenemos que llegar a uno de esos agujeros negros», admitó Kipping.

«Tiendo a pensar en esto como un sistema interestelar de autopistas: tienes que pagar el peaje una sola vez, para llegar a la autopista”, y luego «puedes viajar por la galaxia cuanto quieras sin gastar más combustible», afirmó.

El científico dijo que seguirá trabajando en la idea y que en un próximo estudio tratará de determinar cómo podría alcanzarse el agujero negro más cercano para desde allí empezar el verdadero desplazamiento. «El viaje interestelar es una de las hazañas técnicas más desafiantes que podamos concebir», subrayó Kipping.

Mientras lo resuelve, te invitamos a ver en video una simulación en realidad virtual y en 360 grados del agujero negro supermasivo llamado Sagitario A* y que se encuentra en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

 

La investigación se encuentra disponible en el sitio arxiv.


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close