Nueva especie de avispa parasitaria convierte a las arañas en zombies


57 shares
Nueva especie de avispa parasitaria convierte a las arañas en zombies
Avispa Zatypota adulta. Crédito: Universidad de Columbia Britanica.

Los científicos han descubierto una nueva y horrible especie de avispa en las profundidades de la Amazonía ecuatoriana. Lo que hace que este insecto sea particularmente perturbador es su tendencia a atacar e infectar a las arañas con una larva parásitaria que las convierte en ‘zombies’ y las condena a cumplir las órdenes de la avispa.

Llamada Zatypota, la especie fue identificada por investigadores de la Universidad de British Columbia. Los científicos descubrieron que emplea arañas desprevenidas para completar su ciclo de vida, manipulando su comportamiento en el proceso.

Las avispas que manipulan el comportamiento de las arañas se han observado antes, pero no en un nivel tan complejo como este», dijo el autor principal del estudio, Philippe Fernández-Fournier.

«No solo esta avispa está apuntando a una especie social de araña, sino que está haciendo que abandone su colonia, que rara vez lo hace», añadió.

La especie de araña manipulada por la avispa es la Anelosimus eximius, es inusual en sí mismo porque es uno de los 25 tipos conocidos de araña «social» en el mundo. A diferencia de la mayoría de las arañas que tienden a ser solitarias, se sabe que esta especie en particular vive en colonias de las que rara vez se desvía.

Esto hace que su zombificación y posterior deserción sean aún más notables.

«Esta modificación de comportamiento es tan grave», dijo la coautora Samantha Straus. «La avispa secuestra completamente el comportamiento y el cerebro de la araña y hace que haga algo que nunca haría, como dejar su nido y girar una estructura completamente diferente. Eso es muy peligroso para estas arañas».

Cómo lo hace

Mientras estudiaba otros parásitos que viven en los nidos de arañas, Fernández-Fournier notó un comportamiento muy extraño. Algunas de las arañas vagaban solas y construían pequeñas estructuras de seda y follaje.

Las extrañas creaciones son «capullos de tela», por lo que Fernández-Fournier, esperó a ver qué podía surgir. Pero en lugar de una araña, salió una avispa. Luego, el equipo logró resolver los detalles del extraño ciclo de vida de la avispa.

Red de capullos de tela. Crédito: Universidad de Columbia Britanica.

Primero, una hembra adulta pone un huevo en el abdomen de una araña. Entonces, una larva eclosiona y se adhiere a la araña. Se alimenta de la sangre de la araña (conocida como hemolinfa) para engordarse y eventualmente se hace cargo del cuerpo de la araña, convirtiéndola en una versión zombificada de su antiguo yo. La araña abandona su colonia y gira una red de capullos. El parásito continúa alimentándose de la araña hasta que muere, antes de entrar en su nuevo capullo.

Larva de avispa unida a su araña huésped. Crédito: Universidad de Columbia Britanica.

Entre 9 y 11 días después, emerge una avispa completamente formada para comenzar todo el ciclo sombrío nuevamente.

También puede interesarte: Ranas evolucionan para sobrevivir a un hongo que paralizaba sus corazones.

Los investigadores no están seguros de cómo las avispas controlan el comportamiento de las arañas, pero creen que podrían inyectarles hormonas. Continuarán estudiando las colonias de arañas y avispas generación tras generación para analizar qué ventaja evolutiva podría presentar.

Los hallazgos se publican en la revista Ecological Entomology.


Like it? Share with your friends!

57 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *