NASA confirmó que la Voyager 2 ha entrado en el espacio interestelar


Voyager 2. Crédito: NASA / JPL-Caltech

La NASA ha confirmado mediante un comunicado, que la sonda Voyager 2 se ha convertido en la segunda nave espacial en abandonar la heliósfera, y es la segunda nave espacial interestelar luego de la Voyager 1.

Tanto el Voyager 1 como el Voyager 2, -que fue lanzado el 20 de agosto de 1977-,  han viajado más lejos de la Tierra que cualquier otro objeto hecho por el hombre en la historia y sigue funcionando plenamente a pesar de los 40 años de viaje por el espacio.

Su misión original, de explorar Júpiter y Saturno fue posible gracias a una rara configuración planetaria que solo ocurre una vez cada 175 años, una oportunidad que la NASA no podía dejar pasar.

Hace seis años, la Voyager 1 se convirtió en la primera de las dos naves espaciales en ingresar oficialmente al espacio interestelar y ahora, por fin, la Voyager 2 ha tenido éxito en hacer lo mismo.

Creo que todos estamos contentos y aliviados de que las sondas Voyager hayan operado el tiempo suficiente para superar este hito», dijo la Gerente de Proyecto de Voyager, Suzanne Dodd.

Las naves espaciales Voyager son conocidas por sus registros dorados, dos registros fonográficos que contienen sonidos e imágenes de la vida en la Tierra, diseñados para actuar como una cápsula del tiempo para la vida extraterrestre inteligente o los futuros humanos.

La NASA declaró que la nave espacial se fue cuando el Plasma Science Experiment (PLS) a bordo, mostró que ya no estaba detectando el plasma que salía del Sol. Se trata de la heliósfera, que envuelve a los planetas del sistema solar y representa el borde del sistema solar.

Además de los datos de plasma, la Voyager 2 sigue enviando otra información que confirmó el hecho de que dejó el Sistema Solar y será útil para los científicos que estudian el espacio interestelar. Esa región, conocida como la «heliopausa» porque existe en el extremo mismo de la influencia del Sol, todavía es en gran parte desconocida para los científicos.

Esta ilustración muestra la posición de las sondas Voyager 1 y Voyager 2 de la NASA, fuera de la heliosfera, una burbuja protectora creada por el Sol que se extiende más allá de la órbita de Plutón. Créditos: NASA / JPL-Caltech

Sin embargo, contrariamente a la creencia popular, ambas sondas todavía están técnicamente dentro del sistema solar porque aún tienen que ir más allá de la influencia del Sol.

Para alcanzar el verdadero borde del sistema solar, deberán pasar la Nube de Oort, una gran colección de objetos distantes aún influenciados por la gravedad del Sol, un viaje que podría tomar una gran cantidad de años.

Basta con decir que las dos sondas aún tienen un largo camino por recorrer.

 


Like it? Share with your friends!

Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *