A medida que avanzamos por un camino de cambio climático y posible autodestrucción, algunos científicos se preguntan: ¿es realmente posible construir una civilización sostenible con uso intensivo de energía o simplemente estamos condenados al fracaso?

Adam Frank, profesor de física y astronomía en la Universidad de Rochester, Nueva York, y sus colegas publicaron un estudio en la revista Astrobiology que analiza los diversos escenarios posibles abiertos a civilizaciones, que a medida que se desarrollan, explotan los recursos de su planeta, y lidian con el cambio climático resultante.

«Dado que probablemente existan más de 10 billones de billones de planetas en el cosmos, a menos que la naturaleza esté perversamente sesgada contra civilizaciones como la nuestra, no somos los primeros en aparecer», escribió en un artículo para The Atlantic.

«Y así como la mayoría de las especies que alguna vez han vivido en la Tierra ahora se han extinguido, también la mayoría de las civilizaciones que surgieron (si surgieron) pueden haber terminado de una de estas posibles maneras».

El estudio involucra modelos matemáticos construidos a partir de leyes en física, química y biología poblacional simple, enfocados en una población que consume recursos con el propósito de ejecutar una civilización tecnológica y la retroalimentación que esos recursos manejan sobre el estado del planeta anfitrión. Al final, descubrieron que había tres trayectorias distintas que una civilización puede tomar. Ellas son:

1. La muerte

Según Frank, es desconcertantemente el más común. Aquí, la civilización usa la energía disponible y, como resultado, crece exponencialmente. Sin embargo, al hacerlo, cambian el ambiente. En otras palabras, la población excedió la capacidad de carga del planeta. El planeta ya no puede sostener a la población y por lo tanto se produce una «extinción» que mata al 70 por ciento de la civilización hasta que logra un estado viable y sostenible.

2. El aterrizaje suave

La mejor trayectoria posible para una civilización es esta. Como en el escenario anterior, la población crece y el entorno cambia, pero juntos la civilización y el planeta alcanzan un nuevo equilibrio, evitando así una mortandad masiva.

3. El colapso completo

Como se puede ver por el nombre, este sería el peor resultado absoluto. Podría suceder si el planeta no puede hacer frente a los cambios en el medio ambiente y las condiciones cambian rápidamente, causando que la civilización se vaya directamente a la extinción. El planeta simplemente no podría manejar la avalancha del impacto de la civilización.

Vale la pena señalar que el modelo es bastante simplista. Frank dice que hicieron las ecuaciones lo más sencillas posible y lo llaman una «primera puñalada» en la ciencia de las exo-civilizaciones. Sin embargo, mientras más precisos y detallados podamos obtener la física climática y los modelos, más precisos y detallados podremos obtener los resultados.

«Aunque nuestros modelos iniciales eran simples, aún revelaron una verdad radical sobre el desafío al que nos enfrentamos al empujar a la Tierra a su era dominada por los humanos» señaló Frank.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here