Debido a la intensa sequía de este verano en Europa Central, las rocas conocidas como «piedras del hambre» están reapareciendo en el río Elba.

Los bajos niveles de agua en el río que comienza en la República Checa y luego cruza Alemania hasta el Mar del Norte han dejado al descubierto piedras en el lecho del río, cuyas apariciones en la historia solían advertir a la gente que los tiempos difíciles se acercaban.

Más de una docena de las piedras del hambre, elegidas para registrar bajos niveles de agua, ahora se pueden ver de cerca de la ciudad checa de Decin, en el norte del país, cerca de la frontera con Alemania.

Las «piedras del hambre» y fueron elegidas en el pasado para registrar los bajos niveles de agua del río
Esta piedra fue descubierta por primera vez en 1918, y quedó expuesta durante un período de escasez de agua, coincidió con las hambrunas de la Primera Guerra Mundial en tiempos de guerra. Créditos: AP/Petr David Josek)

La marca de agua más antigua visible data de 1616. Esa piedra, considerada el monumento hidrológico más antiguo de Europa Central, lleva una inscripción cincelada en alemán que dice: «Cuando me veas, llora».

También puede interesarte: Ola de calor deja al descubierto avión de la Segunda Guerra Mundial.

En otros ríos, las piedras del hambre se remontan al siglo XV, y se han encontrado inscripciones de 1417, 1473, 1616, 1654 y 1666.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here