Por qué los científicos no encuentran señales de vida alienígena

Las pruebas actuales de la búsqueda de vida inteligente extraterrestre sugieren que la Tierra no es el único planeta habitable, y a pesar de que los avistamientos ovni últimamente se están presentando alrededor del mundo más recurrentes cada día, ¿por qué los científicos no logran hacer contacto con civilizaciones extraterrestres avanzadas? Aquí tenemos algunas teorías planteadas por ellos:

Por un lado, los astrónomos ya han descubierto miles de exoplanetas orbitando estrellas lejanas, lo cual ha hecho que algunos científicos calculen que, solo en nuestra galaxia, puede haber miles de millones de planetas potencialmente habitables, semejantes a la Tierra. Es más, hay quienes argumentan que las reglas fundamentales de temperatura y energía del universo conducen, inevitablemente, al surgimiento de vida.

No obstante, si las condiciones para la vida son tan comunes, ¿por qué no hemos encontrado señales contundentes de vida alienígena? Este problema, conocido como la paradoja Fermi, ha dado origen a toda suerte de explicaciones. Tal vez los extraterrestres consideran que la Tierra es una zona remota y salvaje. O quizás la evolución incluye un “Gran Filtro”, que extingue desde sus orígenes a cualquier civilización con capacidad para viajar por el espacio.

Buscando vida extraterrestre

Algunos científicos y filósofos argumentan que la vida biológica es transitoria, y que las formas de vida dominantes en el universo son robots súper inteligentes, que podrían vivir en regiones del universo más frías y oscuras de las que hemos estado observando. Y quizás esos robots no tienen interés en hablar con nosotros, porque somos seres “comparativamente primitivos”.

Recientemente, científicos de la Universidad Nacional de Australia han lanzado una nueva hipótesis, en la que plantean que quizá hemos tenido muchos hermanos alienígenas, pero sus planetas de habitación no lograron conservar por suficiente tiempo las condiciones para que la vida perdurara. Es decir, los extraterrestres existieron pero se extinguieron en todas partes donde llegaron a existir.

Esta teoría, llamada Cuello de botella de Gaia, deja en segundo plano las maravillosas coincidencias que deben ocurrir para que haya vida y asume que vida ha existido en muchos sitios, solo que se ha dado por periodos relativamente breves y ninguna ha coincidido en el tiempo con la nuestra.

Por otro lado, científicos canadienses proponen que debemos centrar nuestros esfuerzos de búsqueda en la Zona de tránsito propia de la Tierra, una región espacial, rica en estrellas anfitrionas de sistemas planetarios, y que ofrece unos 100.000 blancos potenciales de planetas habitables y lunas.

Solo nos queda esperar, y seguir atentos al universo, escuchando señales, y enviándolas.

También puede interesarteAstronautas de Apolo 10 escucharon “ruidos extraños” en el lado oscuro de la Luna.

One thought on “Por qué los científicos no encuentran señales de vida alienígena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *