Nueva terapia para la pérdida de audición posible gracias a un estudio en ratones


15 shares
Nueva terapia para la pérdida de audición posible gracias a estudio en ratones

La pérdida de audición en la tercera edad afecta a muchas personas, a menudo su causa se debe al agotamiento de los receptores sensoriales conocidos como células capilares.

Nacemos con aproximadamente 15.500 células capilares ubicadas en la cóclea, pero lamentablemente no se regeneran con el tiempo. Los ruidos fuertes, las infecciones, las toxinas y el proceso natural de envejecimiento dañan estas células y podemos terminar perdiendo la audición.

Ahora, los científicos podrían haber encontrado una manera de regenerarlas. Los investigadores demostraron que pueden volver a crecer las células pilosas -receptores sensoriales del sistema auditivo y del sistema vestibular- en la cóclea de los ratones.

Este importante avance fue posible al estudiar cómo en las aves vuelven a crecer estas células, pero los mamíferos no son capaces de tal hazaña.

El proyecto fue dirigido por la Dra. Patricia White, de la Universidad de Rochester, quien en 2012 descubrió cómo las células de soporte cercanas fomentan la generación de células ciliadas. En las aves, una familia de receptores llamada factor de crecimiento epidérmico (EGF) activa las células de soporte. En los mamíferos, esta señal está bloqueada, por lo que el equipo tuvo que encontrar una manera de «encenderla» temporalmente.

La investigación

Los científicos usaron tres métodos que se enfocaron en un receptor específico llamado ERBB2, que se encuentra en las células de soporte dentro de la cóclea. Un experimento vio el uso de dos medicamentos conocidos para activar el receptor. Un segundo experimento utilizó ratones genéticamente modificados que produjeron ERBB2. El tercero usó un virus especialmente diseñado que apuntaba a los receptores ERBB2.

El equipo demostró que la activación de estos receptores específicos condujo al efecto deseado. El ERBB2 estimuló las células de soporte y, a medida que comenzaron a multiplicarse, las células madre vecinas se convirtieron en nuevas células ciliadas sensoriales. Además de eso, las células pilosas se integran naturalmente con las células nerviosas. Este es un paso crítico sin el cual no es posible recuperar la audición.

«El proceso de reparación de la audición es un problema complejo y requiere una serie de eventos celulares», explicó la Dra. White. «Tienes que regenerar las células ciliadas sensoriales y estas células tienen que funcionar correctamente y conectarse con la red necesaria de neuronas. Esta investigación demuestra una vía de señalización que puede activarse por diferentes métodos y podría representar un nuevo enfoque para la regeneración coclear y, en última instancia, la restauración de la audición».

La investigación está publicada en el European Journal of Neuroscience.


Like it? Share with your friends!

15 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *