La Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca publicó un informe de 18 páginas que describe los pasos que tomarán la NASA y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) durante los próximos 10 años para evitar que asteroides peligrosos golpeen la Tierra y estar preparados para las posibles consecuencias de tal evento.

El documento, titulado «Estrategia y plan de acción Nacional para la preparación de objetos cercanos a la Tierra» es un esbozo no solo para mejorar la búsqueda de asteroides peligrosos, sino también para predecir mejor sus posibilidades de ser una amenaza de impacto en el futuro y los posibles efectos que podría tener en la Tierra”, dijo el oficial de defensa planetaria de la NASA, Lindley Johnson.

Proteger la Tierra de los asteroides entrantes será un gran trabajo, pero no esperes que los astronautas lo hagan, dijo la NASA. «Eso es algo relegado al cine; hace que una película sea buena, pero no vemos en nuestros estudios ninguna técnica que requiera la participación de astronautas», dijo Johnson, y agregó que las técnicas de desviación de asteroides propuestas por la NASA “serían todas hechas por nave espacial robótica”.

El plan cuenta con cinco objetivos principales (Cinco formas de prepararse para los asteroides):

1. Mejorar la capacidad para detectar, rastrear y caracterizar asteroides cercanos a la Tierra con el propósito de reducir los niveles actuales de incertidumbre y ayudar a generar modelos más precisos y una toma de decisiones más efectiva.

2. Mejorar la capacidad para predecir si una roca espacial determinada golpeará la Tierra.

3. Desarrollar nuevas y más efectivas formas de desviar los asteroides entrantes.

4. Mejorar la cooperación y conciencia internacional.

5. Desarrollar procedimientos de emergencia apropiados para ser utilizados en caso de un inminente impacto.

Los impactos de asteroides más pequeños pueden ser menos catastróficos, pero aún pueden causar daños significativos. La roca espacial que explotó sobre Chelyabinsk, Rusia, en 2013 tenía solo 62 pies (19 m) de ancho, e hirió a más de 1,200 personas y dañó miles de edificios a una distancia de hasta 93 millas (149 km) del sitio de impacto. La NASA está empezando a buscar más de esos asteroides más pequeños, ahora que la mayoría de los más grandes ya han sido catalogados.

La NASA y sus socios han identificado más del 95 por ciento de todos los asteroides que son lo suficientemente grandes como para causar una catástrofe global, y ninguno de los encontrados representa una amenaza dentro del siglo”, dijo Aaron Miles, asesor principal de políticas de la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca. «Los procedimientos efectivos de respuesta a emergencias pueden salvar vidas y, a diferencia de la mayoría de los desastres naturales, los impactos de los asteroides son prevenibles», agregó.

El plan completo se puede ver aquí, en el sitio web de la Casa Blanca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here