La NASA lanzó un satélite de láser espacial avanzado, diseñado para medir con precisión los cambios en las capas de hielo de la Tierra, los glaciares, el hielo marino y la vegetación.

Un cohete Delta 2 transportaba el ICESat-2, que fue lanzado a la órbita polar desde la base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California. El lanzamiento marca la primera vez en casi una década que la NASA ha tenido una herramienta en órbita para medir la elevación de la superficie de la capa de hielo en todo el mundo.

«La pérdida de hielo marino que cubre el océano Ártico afecta nuestro clima, y ​​la pérdida de hielo que cubre Groenlandia y la Antártida aumenta el nivel del mar», dijo Tom Wagner, científico del programa de criosfera de la NASA.

Agregó que el satélite debería revelar nuevos conocimientos sobre el hielo en el interior profundo de la Antártida, que es un área de misterio para los científicos.

La capa de hielo de Groenlandia

El derretimiento de las capas de hielo ha elevado el nivel global del mar en más de 1 milímetro al año recientemente, según la NASA.

La actual misión es un sucesor del Satélite original (ICESat), que se lanzó en 2003 y finalizó en 2009, la cual permitió a los científicos saber que la capa de hielo se estaba adelgazando y que el hielo desaparecía de las zonas costeras de la Antártida y Groenlandia.  Las mediciones continuaron desde entonces con instrumentos aerotransportados.

El nuevo láser disparará 10.000 veces en un segundo, en comparación con el ICESat original que disparó 40 veces por segundo. Las mediciones se tomarán cada 2.3 pies (0.7 metros) a lo largo del camino del satélite.

ICESat-2 lleva un solo instrumento, un altímetro láser que mide la altura al determinar cuánto tiempo tardan los fotones en viajar desde la nave espacial a la Tierra y viceversa.

Según la NASA, recolectará más de 250 veces más mediciones que el primer ICESat.

Además del hielo, otras mediciones del satélite, como las copas de los árboles, la nieve y las alturas de los ríos, pueden ayudar a investigar la cantidad de carbono almacenado en los bosques y también la planificación de inundaciones y sequías y el comportamiento de los incendios forestales, entre otros usos.

Puedes ver un vídeo del lanzamiento aquí:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here