Marte se encuentra ahora en la mejor posición para observarlo desde hace quince años, por lo que es posible verlo más grande y con mayor claridad.

El 31 de julio el planeta rojo se encuentra a una distancia de ‘tan solo’ 56,57 millones de kilómetros (35.8 millones de millas). La distancia mínima desde la Tierra a Marte es de 33.9 millones de millas. Así que, aunque 56,57 millones de kilómetros definitivamente no es lo que la mayoría de nosotros consideraría “cerca”. En términos planetarios, esto es relativo.

Créditos: NASA

Territorios como Sudamérica, Sudáfrica y Australia lo tendrán literalmente encima de sus cabezas. Según detalla la NASA, el planeta rojo está en oposición al Sol desde el viernes y este martes su diámetro aparente será casi el mayor posible: 24,3 segundos de arco (25,1 sería su máximo). Así, a través de un telescopio su disco se verá casi tan grande como el de la Luna. Y, aunque no alcanzará el brillo de Venus, si superará en cambio al de Júpiter.

Por qué Marte está más cerca de la Tierra

El planeta rojo está en oposición a la Tierra, un momento en el que ambos mundos se encuentran alineados con respecto al Sol, lo que facilita su observación. Si Marte y la Tierra tuvieran órbitas circulares, la distancia que mantendrían entre sí sería siempre la misma. Sin embargo, ambos planetas cuentan con una trayectoria elíptica, parecida a la forma de un huevo, en su recorrido alrededor del Sol. Esto hace que, en ocasiones, su distancia sea de algo más de cincuenta millones de kilómetros y, otras veces, estén separados por cien millones de kilómetros.

Además, según explica la NASA, el tirón gravitacional cambia ligeramente sus órbitas, algo que ocurre especialmente en Marte por culpa de la influencia de Júpiter, el planeta más grande del sistema solar. Cuando el planeta se sitúa tan próximo a la Tierra, aparece como un punto rojizo muy brillante en el cielo, que se puede observar con telescopios e incluso a simple vista. Esta “vista excepcional” de Marte sucede una o dos veces cada quince o diecisiete años, a pesar de que el planeta rojo se sitúe en oposición con la Tierra cada dos años y cincuenta días.

Esta no es la primera vez que Marte ha estado tan cercano a la Tierra. En el año 2003, Marte estaba a 34,6 millones de millas de la Tierra y era lo más cerca que había estado en casi 60,000 años. Este tipo de proximidad no volverá a ocurrir hasta el año 2287. Pero habrá otro enfoque cercano en octubre de 2020 cuando la distancia entre el Planeta Rojo y la Tierra será de 38.6 millones de millas.

El planeta será más brillante de lo normal y tendrá una neblina naranja o roja. Si tienes un telescopio, aprovecha para disfrutar del espectáculo, pero en caso que no o que el clima no sea bueno, la NASA transmitirá en vivo desde el Observatorio Griffith.

 

Créditos imagen: NASA/JPL/USGS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here