Mal de Chagas, la enfermedad parasitaria tiene en alerta a los médicos


1 comment, 89 shares

El mal de Chagas es una de las enfermedades parasitarias que causa miles de muertes al año y sin embargo es poco conocida. Es transmitida por la «chinche besucona» o en inglés «kissing bugs».

Estos insectos, llamados triatominos, diseminan una enfermedad parasitaria llamada enfermedad de Chagas. Si no se trata, el Chagas causa complicaciones cardíacas o intestinales graves en aproximadamente el 30% de los pacientes.

Según el Centro para el control y la prevención de enfermedades de Estados Unidos, estas complicaciones pueden conducir a insuficiencia cardíaca y muerte súbita.

Debido a que muchas personas no muestran signos de infección, los investigadores médicos han descrito al Chagas como un «asesino silencioso».

Conocido desde comienzos del siglo XX y bautizado así en honor de su descubridor, el brasileño Carlos Chagas; esta enfermedad se ha encontrado típicamente en América Central y América del Sur, pero se está volviendo más común en los EE.UU., Canadá, Europa, Australia y Japón.

Infectólogo Carlos Chagas. Crédito: Wikimedia/Dominio Público.

La Organización Mundial de la Salud considera el Chagas como «uno de los mayores flagelos de América Latina», al punto que ya es una endemia. La AHA estima que alrededor de 300,000 personas están infectadas con Chagas en los EE.UU. en este momento y se calcula que unas veinticinco millones de personas sufren sus consecuencias.

Cómo ocurren las infecciones de Chagas

Durante la noche, ciertas especies de insectos triatominos se arrastran sobre personas, perros u otros mamíferos para alimentarse. A menudo muerden la cara, especialmente cerca de los ojos o la boca, de ahí el nombre de «chinche besucona».

Cuando el insecto se alimenta con sangre contaminada por el parásito, éste se reproduce y se desarrolla dentro de su sistema digestivo hasta llegar a su forma activa. La chinche besucona defeca cada vez que succiona la sangre de una víctima, en el momento en que vuelve a alimentarse de un humano arroja al parásito en sus heces. Así, cuando el receptor se rasca, introduce al parásito en su piel, lo que provoca una infección cutánea llamada chagoma.

De más de 100 especies de insectos triatominos, alrededor de 12 se consideran transmisores importantes de Trypanosoma cruzi, el parásito que causa el mal de Chagas.

Trypanosoma cruzi, protozoario causante del Mal de Chagas.

La mayoría de las personas no muestra signos de infección. Durante la fase inicial, pueden experimentarse síntomas muy comunes como fiebre, fatiga, dolor de cuerpo, dolor de cabeza, o una erupción. En algunos casos, las personas pueden experimentar diarrea o vómitos, y un pequeño porcentaje de niños pequeños puede experimentar hinchazón en el corazón o el cerebro que puede conducir a la muerte.

Los médicos pueden diagnosticar la afección con análisis de sangre y tratarla con medicamentos antiparasitarios. Pero si los pacientes no reciben tratamiento, pueden desarrollar la forma crónica de la enfermedad, y alrededor del 30% de ellos desarrollan un corazón agrandado. Eso puede provocar complicaciones adicionales, que incluyen apoplejía, ritmo cardíaco irregular o insuficiencia cardíaca.

En Estados Unidos, la infección es más común en los estados del sur, incluidos Texas, Florida y California.

A medida que la enfermedad de Chagas se ha propagado y las personas infectadas han emigrado a diferentes partes del mundo, otras formas de transmisión se han vuelto más comunes. El Chagas también puede transmitirse a través de transfusiones de sangre o donaciones de órganos, y de mujeres embarazadas a sus hijos.

Para prevenir el daño de esta terrible enfermedad es importante la limpieza personal y doméstica, así como recurrir a la fumigación.

También puede interesarte: Hallan 100 huevos de Tenia en el cerebro de una niña de 8 años.

Si estos problemas no se abordan pronto, la cantidad de casos y los graves problemas cardíacos relacionados con ellos podrían seguir aumentando.

 

Imagen de portada: Triatomino: Larvas y Adulto. CC BY-SA 3.0/Wikimedia Commons/Etotalora


Like it? Share with your friends!

1 comment, 89 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *