La lluvia de meteoros de las Perseidas, que sucede todos los años, tendrá su pico de actividad en la noche de este domingo 12 a la madrugada del 13 de agosto, con una intensidad que alcanzará los 50 a 100 estrellas fugaces por hora. Según informa el Observatorio Astronómico Nacional (OAN) de España, este 2018 será un año «excelente» para poder apreciar este fenómeno porque habrá Luna nueva lo que facilitará su observación.

Las Perseidas provienen de la cola del cometa Swift-Tuttle, como descubrió el astrónomo Giovanni Schiaparelli entre 1864 y 1866 estudiando su órbita. Cada vez que su trayectoria lo lleva demasiado cerca del Sol, ese objeto, que con 27 kilómetros de diámetro es el mayor de los que pasan regularmente por las inmediaciones de nuestro planeta, siembra su órbita de residuos desprendidos por las altas temperaturas. Después, con los años y los siglos, esas partículas se van repartiendo por la órbita del cometa y se van agrupando en nubes.

Cuando la Tierra atraviese esa nube, las diminutas motas de polvo desprendidas del cometa se internarán en la atmósfera a 160.000 kilómetros por hora. A esa velocidad se creará una onda de choque delante del residuo, elevando la temperatura a miles de grados, lo que da un final brillante a unas partículas aparentemente insignificantes.

¿Qué veremos?

Créditos: Michael Karrer/Flickr

Podremos observar una especie de sutil lluvia de partículas en la bóveda celeste. Irán apareciendo pequeñas y efímeras estelas luminosas, generalmente de colores verdosos y brillantes, que se verán cada ciertos minutos. Algunas serán más largas y gruesas que otras, pero en general serán trazos finos que aparecerán en cualquier lugar del cielo, generalmente apuntando a un origen común (la constelación de Perseo).

Si tenemos mucha suerte, podremos ver estelas muy gruesas que producen una pequeña esfera luminosa, y que se llaman bólidos. En ocasiones muy especiales, una estela podrá atravesar prácticamente todo el cielo. Además de las Perseidas, veremos estrellas fugaces cotidianas (cada día caen en la Tierra alrededor de 100 toneladas de polvo desde el espacio) y algunas que forman parte de la lluvia de estrellas de las Delta Acuáridas.

Se pueden observar prácticamente en todo el hemisferio Norte del planeta como Europa, Estados Unidos, México, Centroamérica y una parte de Sudamérica.

Qué hay que tener en cuenta para disfrutar este evento:

Créditos: Rhand McCoy/Unsplash

Intente mantenerse en la oscuridad, es decir, ubíquese en un lugar libre de contaminación lumínica. Un espacio fuera de la ciudad es el ideal para ver la lluvia de meteoros. Luego, permanezca cómodo sobre el suelo, mirando el cielo. Es importante saber que no necesita instrumentos ópticos para disfrutar de este evento, no obstante, sea paciente. Los ojos humanos necesitan alrededor de 20 minutos para adaptarse a la oscuridad. Y, por último, disfrute el espectáculo de polvo estelar.

También puedes disfrutarlo a través del canal «sky-live.tv».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here