Por muchos años, los esfuerzos por combatir la contaminación en los océanos se han centrado en evitar que los productos hechos de plástico lleguen a sus aguas, sin embargo hay una fuente de desechos que estaba pasando desapercibida y causa serios problemas: las colillas de cigarrillos.

De hecho, es el contaminante humano número uno en los océanos del mundo, y hasta el momento ha logrado evitar todas las regulaciones gubernamentales.

Tras recopilar basura durante más de 30 años en playas de todo el mundo, la organización The Ocean Conservancy encontró más de 60 millones de colillas de cigarrillo, una cifra superior a la que sumaban las bolsas plásticas.

El «Proyecto de contaminación de colillas de cigarrillo» ha recopilado algunas cifras que dan pistas de la dimensión de este problema: 5.6 billones de cigarrillos se consumen cada año en el mundo, de los cuales 4,95 billones de filtros son vertidos irresponsablemente en los océanos.

En sus pesquisas también encontraron que el 70% de las aves marinas que examinaron tenían productos derivados de las colillas. El 30% de las tortugas marinas también presentaban la misma condición.

También puede interesarte: Norte de China pronto podría ser inhabitable debido al cambio climático.

Todavía queda mucho por hacer para limpiar nuestros océanos. Tomar medidas enérgicas contra las colillas de cigarrillos sería un buen primer paso.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here