La sonda solar Parker de la NASA o Parker Solar Probe, será la primera misión para «tocar» el Sol. La nave espacial, del tamaño de un automóvil pequeño, viajará directamente a la atmósfera del Sol a 3.8 millones de millas de la superficie de nuestra estrella.

Esta sonda se acercará más a la estrella que cualquier misión anterior, soportando el calor abrasador para tratar de entender los misterios del Sol.

Después de una serie de retrasos para garantizar que la nave esté lista; se lanzará en una misión sin precedentes el 4 de agosto, según anunció la NASA.

La nave espacial se lanzará en el cohete United Launch Alliance Delta IV Heavy, desde Space Launch Complex 37 en la estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida.

Mientras la sonda esté en el Sol, la temperatura alcanzará casi 1.400 grados centígrados, pero estará a salvo, resguardada por una protección compuesta de carbono de 11,43 cm.

La nave «rastreará cómo la energía y el calor se mueven a través de la atmósfera del Sol y explora qué es lo que acelera el viento solar y las partículas energéticas solares», dijo la NASA. Esos procesos tienen vastos efectos en la Tierra, pero siguen siendo en gran medida una incógnita.

Los científicos han buscado durante muchos años respuestas que la Sonda solar Parker deberá proporcionar. Los orígenes de la misión comenzaron en la década de 1990, y ahora ha sido posible gracias a los avances en la ingeniería térmica, que permitirán que la pequeña sonda sobreviva a pesar del calor ardiente al que estará sujeta mientras vuela cerca del Sol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here