La contaminación atmosférica causa graves afecciones a la salud y un promedio anual de 4,5 millones de muertes, pero ahora una investigación médica ha descubierto que los efectos no solo son físicos.

El estudio descubrió que la contaminación atmosférica también ocasiona una reducción «enorme» en la inteligencia, conduciendo al deterioro cognitivo, empeorando las matemáticas y perjudicando nuestras habilidades lingüísticas.

La investigación se realizó en China, pero es relevante en todo el mundo -incluso tu país-, ya que el 95% de la población mundial respiramos aire contaminado. Se encontró que los altos niveles de contaminación provocaron caídas significativas en los puntajes de las pruebas en lenguaje y aritmética, con un impacto promedio equivalente a haber perdido un año de estudios.

El Dr. Xin Zhang de la Universidad Normal de Beijing y sus coautores compararon los puntajes de pruebas cognitivas de 31,955 personas en China mayores de 10 años, con la contaminación atmosférica en su ciudad natal durante 4 años. Encontraron una asociación entre la exposición a la contaminación y grandes disminuciones en las pruebas verbales y pruebas matemáticas.

«El efecto de la contaminación atmosférica en las pruebas verbales se vuelve más pronunciado a medida que las personas envejecen, especialmente para los hombres y los menos educados», concluyeron los autores.

Por ejemplo, para los hombres que solo tienen educación primaria, la exposición a la contaminación del aire se asoció con una disminución significativamente mayor en las habilidades verbales a partir de los 44 años, mientras que para los hombres con mayor educación el efecto apareció después de los 65 años.

Los autores argumentan que sus conclusiones probablemente sean relevantes para cualquier ubicación con altos niveles de contaminación del aire, algo que incluye el 98 por ciento de las ciudades en países de ingresos bajos y medianos con poblaciones de más de 100,000 habitantes.

Graves consecuencias

Las consecuencias tanto a nivel individual como para la sociedad son asombrosas. El deterioro cognitivo es un factor de riesgo para la demencia y tiene un impacto grave en la calidad de vida. Las consecuencias económicas para las personas que son menos capaces de cuidarse a sí mismas o tomar decisiones importantes son difíciles de calcular, pero ciertamente enormes.

La calidad del aire para el estudio se basó en mediciones de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y partículas menores de 10 micrómetros de diámetro en los lugares donde vivían los participantes. No se sabe si uno de estos contaminantes tiene más la culpa de los efectos negativos que los demás.

También puede interesarte: Crean mineral en laboratorio que puede eliminar la contaminación por CO2.

Las personas más pobres y las minorías étnicas con frecuencia están expuestas a niveles mucho más altos de contaminación atmosférica que las contrapartes más privilegiadas, lo que refleja las diferencias por vecindad. Eso es algo para recordar, la próxima vez que escuche que las diferencias de reclamos en las puntuaciones de coeficiente intelectual entre las poblaciones son exclusivamente genéticas, en lugar de ambientales.

El estudio ha sido publicado en Proceedings of th National Academy of Science.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here