Un grupo de científicos ha detectado ondas electromagnéticas de potencia extraordinaria alrededor de las lunas de Júpiter, Europa y especialmente, Ganímedes.

El equipo, dirigido por el Centro Alemán de Investigación GFZ para Geociencias ha estado evaluando las ondas de coro de Ganímedes a través de la sonda espacial Galileo y descubrieron que el «silbido» de la luna es 1 millón de veces más intenso de lo que se esperaría en otras lunas y planetas.

Aunque predominantemente es un vacío, el espacio contiene partículas cargadas, las partículas son continuamente lanzadas de un lado a otro por el movimiento de varias ondas electromagnéticas conocidas como ondas de plasma. Estas ondas de plasma, al igual que las rugientes olas del océano, crean una cacofonía rítmica que, con las herramientas adecuadas, pueden ser escuchadas a través del espacio.

Io, Europa, Ganimedes y Calisto, vistos aquí de izquierda a derecha en orden creciente de distancia de Júpiter. Créditos: NASA/JPL/DLR.

Las ondas de coro son un tipo especial de onda de radio que ocurre a muy bajas frecuencias. A diferencia de la Tierra, Ganímedes y Europa orbitan dentro del gigante campo magnético de Júpiter, que es es el más grande del sistema solar, y unas 20.000 veces más fuerte que el de la Tierra, y utilizando alguna tecnología inteligente aquí en la Tierra, podemos «escucharlas».

Las observaciones de las ondas de Júpiter proporcionan una oportunidad única para comprender los procesos fundamentales que son relevantes para los plasmas de laboratorio y la búsqueda de nuevas fuentes de energía y procesos de aceleración y pérdida alrededor de los planetas del sistema solar.

Procesos similares pueden ocurrir en exoplanetas que orbitan alrededor de otras estrellas, y los hallazgos de este estudio pueden ayudar a detectar si los exoplanetas tienen campos magnéticos al proporcionar restricciones de observación muy importantes para estudios teóricos que cuantifiquen el aumento en la energía de las ondas. Los investigadores ahora esperan continuar investigando este misterioso e inesperado comportamiento de la luna joviana Ganímedes.

El estudio científico ha sido publicado en Nature Communications.

Imagen: Gamínedes tomada por la nave espacial Galileo. Créditos: NASA/JPL/DLR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here