Crean dispositivo que produce agua hasta del aire más seco del desierto

0
Crean dispositivo que produce agua hasta del aire más seco del desierto

Un gran problema aqueja a muchas ciudades del mundo en la actualidad, y amenaza con convertirse en un problema global: la falta de agua; y se espera que esto empeore a medida que las temperaturas aumentan.

Debido a esto, un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) han ideado un dispositivo conceptual que tiene la capacidad de extraer humedad del aire y convertirla en agua potable. Los investigadores creen que este sistema podría aplicarse inclusive en los lugares más secos del planeta, brindando una solución a la escasez de agua en los climas áridos.

Ciudad del Cabo en África afronta actualmente un severo riesgo en diversos aspectos, por la falta de agua, y ha sido recientemente difundida en las noticias por ser la primera ciudad en quedarse sin agua.

A nuestros ojos podríamos decir que los desiertos y otras regiones áridas están totalmente desprovistas de agua; sin embargo eso no es así, existe humedad en el aire; y justamente el dispositivo creado por los investigadores de MIT está diseñado para capturarla.

El dispositivo puede utilizarse en humedades relativas de hasta 10 por ciento, y se alimenta de energía solar, ¡energía libre generando agua!. Sin embargo, eso o es todo lo que puede hacer; cuando no hay luz solar, podría utilizarse cualquier otra fuente de calor para alimentar el dispositivo, como un incendio.

El dispositivo posee materiales porosos, similares a esponjas, que le permiten capturar el agua. Estos materiales tienen áreas superficiales denominadas como

Para capturar el agua, el extractor utiliza materiales porosos, parecidos a esponjas, con grandes áreas superficiales conocidas como metal-organic frameworks (MOFs), una familia de compuestos artificiales relativamente nuevos y químicamente diversos con múltiples aplicaciones, usados tanto en física, ingeniería, biología, química y medicina.

Los MOF tienen la propiedad de alterarse para atraer el agua.Son colocados entre una superficie negra, la cual permite absorber el calor, y una superficie interior mantenida a la misma temperatura que el aire exterior. Los MOF capturan el agua presente en el aire para luego ser liberada como vapor de agua por los poros del material. El agua empieza a caer gota a gota hasta la parte inferior del dispositivo, ahora ya como un líquido.

A nuestros ojos podríamos decir que los desiertos y otras regiones áridas están totalmente desprovistas de agua; sin embargo eso no es así, existe humedad en el aire; y justamente el dispositivo creado por los investigadores de MIT está diseñado para capturarla
A nuestros ojos podríamos decir que los desiertos y otras regiones áridas están totalmente desprovistas de agua; sin embargo eso no es así, existe humedad en el aire; y justamente el dispositivo creado por los investigadores de MIT está diseñado para capturarla. Crédito: MIT

Aunque este no es el primero método que permite recolectar agua del aire, los anteriores sistemas requieren altos niveles de humedad: 100 por ciento en los llamados métodos de recolección de niebla, y más del 50 por ciento en sistemas de recolección de rocío.

Sin embargo, el nuevo dispositivo podría mejorar estas condiciones. Según explicó Sameer Rao, becario postdoctoral del MIT y coautor del nuevo estudio, el dispositivo también puede funcionar a niveles muy bajos de humedad; y además posee partes móviles y no requiere grandes cantidades de energía para funcionar.

Otra ventaja es que en las pruebas realizadas por el equipo se evidenció que el agua recolectada no poseía impurezas y era segura para beber.

Ahora, los investigadores del MIT quieren ampliar el sistema, lo que permitiría capturar agua del aire en mayor escala, y que podría abastecer de agua suficiente paratoda una familia.

Evelyn Wang, profesora de ingeniería mecánica y autora principal del estudio, dijo en un comunicado:

“Esperamos tener un sistema que pueda producir litros de agua. Estos pequeños sistemas de prueba iniciales solo fueron diseñados para producir unos pocos mililitros, para demostrar que el concepto funcionó en condiciones reales, ¡pero queremos ver el agua derramándose!”

El estudio científico ha sido publicado en Nature Communications.

Autor: Andrea González exclusivamente para MysteryScience.net

¿Te gustó este artículo? ¡Dale a compartir!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here