Un investigador que descubrió material peculiar en el sitio donde muchos creen que se estrelló una nave espacial alienígena, ha manifestado que la Oficina de Administración de Tierras (BLM) podría confiscar el material la próxima semana. Él dice que está a punto de probar que el material es de origen extraterrestre y está buscando ayuda para evitar que BLM detenga su investigación.

Frank Kimbler enseña geología y otras ciencias de la Tierra en el nivel secundario y universitario en el Instituto Militar de Nuevo México en Roswell. Cuando llegó por primera vez a Roswell para comenzar a trabajar en el Instituto, dice que pensó que sería divertido investigar la leyenda de los OVNIS locales.

Roswell es famoso por el presunto accidente de una nave espacial extraterrestre en 1947 en el desierto cercano. Kimbler examinó fotos satelitales del área y encontró áreas donde parecía que el suelo había sido quemado. Él ha buscado en estas áreas y ha encontrado fragmentos de material que considera inusuales.

Izquierda: Una pieza del material encontrado por Kimbler. Crédito: Frank Kimbler. Derecha: Frank Kimbler. Crédito: Alejandro Rojas

Una prueba de relación isotópica inicial realizada en conjunto con el Museo Internacional de Ovnis de Roswell y el Centro de Investigación no fue concluyente, pero sugirió que el material puede ser de origen extraterrestre. Kimbler ha continuado investigando sobre el material y dice que está cerca de probar los «orígenes extratraterrestres en Roswell».

Sin embargo, ahora el BLM está preguntando sobre los materiales y Kimbler está atemorizado porque puedan quitárselos. Kimbler fue contactado recientemente por ellos y se le pidió que trajera los materiales investigados. Esta noticia llega menos de dos semanas antes del festival anual UFO Roswell.

Kimbler dice que el BLM recibió información acerca de su trabajo cuando investigaban los planes de los organizadores del festival para sacar a la gente del sitio. Sin embargo, según Kimbler, de acuerdo con un folleto de BLM, él no está incumpliendo ninguna de sus reglas. De hecho, el folleto dice que está bien tomar una cantidad “razonable” de material, salvo que no sea histórica o culturalmente importante. El material que Kimbler recolectó no cumpliría ninguna de estas especificaciones, a menos que demuestre lo contrario, lo cual no ha hecho aún, y no podrá hacerlo si le quitan el material.

En un correo electrónico que me enviaron después de una conversación sobre las preocupaciones de Kimbler, escribe (editado para mayor claridad):

…«La Oficina de Administración de Tierras me contactó hoy y me pidió que trajera los artefactos que encontré a su oficina en Roswell. Quieren que su agente de cumplimiento observe el material y vea si estoy violando las leyes de los EE. UU. [Su] propio documento publicado dice claramente que cualquier cosa con menos de 100 años de antigüedad no es un artefacto. También dice del origen humano en todas las leyes de los Estados Unidos. Esto es un preludio a la confiscación o multas o ambos. En serio, amigos, estoy a una prueba científica de probar los orígenes extraterrestres de Roswell».

Según Kimbler «el gobierno está intentando tomar el material que se encontró en el sitio del accidente. Están tratando de detener la investigación. Este tipo de control gubernamental debe detenerse, y nosotros, como estadounidenses, tenemos el poder para hacerlo. No puedo hacerlo solo. ¡NECESITO AYUDA!»

BLM puede estar haciendo su debida diligencia para asegurarse de que Kimbler cumpla, pero la preocupación de Kimbler es comprensible. Sería trágico si no pudiera continuar su trabajo, especialmente cuando no parece que está infringiendo ninguna reglamentación de BLM.

3 Comentarios

  1. Y finalmente que paso con este hombre? busco datos sobre el y no encuentro nada, ni un post que el haya hecho pidiendo ayuda, yo creo que lo terminaron matando y borrando todo rastro de el y tambien quitandole el artefacto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here