Cincuenta y cuatro años después de que fue vendido por saqueadores, el Códice Maya de México, un antiguo texto pictográfico maya fue declarado como auténtico.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH, México) mediante una rueda de prensa ha confirmado que el texto tipo calendario se hizo entre el 1021 y el 1154 d.C y es el documento prehispánico más antiguo conocido.

Las 10 páginas supervivientes de este «libro» plegable ahora se conocerán como el Códice Maya de México (anteriormente era conocido como el Códice Grolier). Se presume que puede haber tenido 20 páginas originalmente, pero algunas se perdieron después de siglos en una cueva en el estado sureño de Chiapas.

Códice Maya es declarado auténtico y el libro prehispánico más antiguo
Créditos: INAH.

Contiene una serie de observaciones y predicciones relacionadas con el movimiento astral de Venus, con sus cuatro fases de estrella matutina, conjunción superior, estrella vespertina y conjunción inferior, así como los pronósticos de estas apariciones y desapariciones del planeta, que los mayas asociaban con muerte, enfermedad, guerra y hambre, si bien dichos pronósticos se encuentran plasmados de forma alegórica, a través de imágenes iconográficas silentes.

Un coleccionista mexicano lo compró en 1964, y se exhibió por primera vez en el Grolier Club de Nueva York en 1971. Posteriormente, el coleccionista Josue Sáenz devolvió el libro a las autoridades mexicanas en 1974.

El hecho de que fue víctima de saqueadores y tenía un diseño más simple que otros textos similares había llevado a algunos a dudar de su autenticidad.

«Su estilo difiere de otros codex mayas que son conocidos y probados como auténticos», dijo el INAH en un comunicado. Tal como otros tres «libros» mayas posteriores que sobrevivieron a un intento de los conquistadores españoles de destruir artefactos mayas en el siglo XVI.

Pruebas químicas

El antropólogo Diego Prieto Hernández, director general del INAH dijo el jueves que debido a que el libro fue escrito tan temprano, fue creado en una era de pobreza relativa en comparación con las otras obras. Añadió que una serie de pruebas químicas probaron la autenticidad de las páginas y las tintas prehispánicas utilizadas para escribirlo.

Se utilizaron técnicas de fotografía hiperespectral, microscopio electrónico, química orgánica, química inorgánica, radiocarbono, análisis de materiales y entomología forense, entre otras, para determinar si es un auténtico códice prehispánico. A diferencia de otros estudios técnicos realizados hace una década, los más análisis más recientes fueron hechos con mayores avances tecnológicos.

También puede interesarte: Descubren templo oculto dentro de una pirámide tras sismo en México.

Si bien estudios previos habían respaldado la autenticidad del texto, fue el final de décadas de dudas para el libro.

Puedes ver la rueda de prensa brindada del INAH en el siguiente vídeo:

 

Imagen de portada. Créditos: INAH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here