Un equipo de científicos japoneses han logrado determinar la edad de un asteroide, gracias a pequeñas partículas que fueron devueltas a la Tierra hace casi una década.

Las muestras fueron devueltas por la nave espacial japonesa Hayabusa, lanzada en 2003 para visitar el asteroide Itokawa.

Hayabusa fue diseñado para recoger material del asteroide y llevarlo a la Tierra, pero una falla en su sistema de recolección solo les permitió transportar alrededor de 1.500 granos, cada uno de aproximadamente 10 micrómetros de tamaño.

Contra todo pronóstico, la pequeña muestra que recolectó del asteroide sobrevivió, volviendo a entrar en nuestra atmósfera en una cápsula.

Ahora, científicos de la Universidad de Osaka, Japón han utilizado esa pequeña muestra para reconstruir la historia detallada y calcular la edad del asteroide que visitó la primera misión de Hayabusa, un asteroide rocoso llamado Itokawa.

Sus hallazgos muestran que Itokawa proviene de un asteroide padre desconocido que se formó hace 4.600 millones de años en los albores del Sistema Solar. Alrededor de 1.5 billones de años atrás, y algunos de los restos finalmente se unieron para formar Itokawa.

El hallazgo

Los científicos estudiaron las partículas de Itokawa devueltas a la Tierra y se enfocaron en unos pocos micrómetros de materiales de fosfato. Luego observaron la cantidad de plomo y uranio en las partículas. Al observar su velocidad de descomposición y la cristalización del fosfato, pudieron determinar con precisión cuándo se formó el asteroide padre y cuándo se separó Itokawa. Lo cual es bastante sorprendente.

Una muestra del asteroide Itokawa. Los minerales de fosfato marcados en la imagen ayudaron a los científicos a comprender mejor la historia del asteroide. Crédito: Universidad de Osaka.

También podría interesarte: Descubren mineral parecido al diamante en un meteorito.

Casi todos los asteroides cercanos a la Tierra en nuestro Sistema Solar se formaron de una manera similar, con un cuerpo parental que se fragmentó en algún momento en el pasado.

De modo que resolver la historia de Itokawa puede decirnos más acerca de dónde provienen los asteroides y qué podría ser de ellos en el futuro.

La investigación ha sido publicada en Scientific Reports.

 

Imagen de Portada: Un análisis de muestras recogidas por Hayabusa ha revelado los orígenes de Itokawa. Crédito: JAXA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here