Científicos descubren una de las estrellas más antiguas del Universo


29 shares
Científicos descubren una de las estrellas más antiguas del Universo
Una comparación de las órbitas del Sol (verde), la estrella antigua hallada (celeste) y otra estrella muy antigua llamada CD 38-45 (azul oscuro) muestran que la trayectoria de J18082002–5104378 es muy similar a la del Sol. Lo que indica que ambos se formaron dentro del disco galáctico. Crédito: K. Schlaufman (JHU).

Un equipo de astrónomos ha encontrado un sistema estelar de aproximadamente 13.5 mil millones de años, formándose poco después del Big Bang. Aunque se han observado estrellas de edad similar, la peculiaridad de esta estrella llamada 2MASS J18082002-5104378 B, consiste en que se encuentran en un lugar altamente inesperado: el delgado disco de la Vía Láctea, con una órbita bastante similar al Sol.

No se pensaba que las estrellas emergieran aquí hasta unos 3 mil millones de años más tarde, por lo que este descubrimiento podría transformar las ideas de la formación temprana de galaxias.

«Esta estrella es tal vez una de cada 10 millones», dijo el autor principal Kevin Schlaufman, profesor asistente de física y astronomía de la Universidad Johns Hopkins. «Nos dice algo muy importante sobre las primeras generaciones de estrellas».

Poco después del Big Bang, hace 13.800 millones de años, los únicos elementos del universo fueron el hidrógeno, el helio y un poco de litio. Todos los elementos más pesados conocidos por los astrónomos como metales, se formaron en los núcleos de estas estrellas tempranas y se dispersaron por el cosmos con sus muertes, por lo que cada generación de estrellas tiene un contenido de metal más alto que los anteriores.

La próxima generación de estrellas se formó a partir de nubes de material atado con esos metales, incorporándolos en su composición. El contenido de metal, o metalicidad, de las estrellas en el universo aumentó a medida que el ciclo de nacimiento y muerte de las estrellas continuó.

La metalización extremadamente baja de la estrella recién descubierta indica que, en un árbol genealógico cósmico, podría ser tan lejano como una generación eliminada del Big Bang. De hecho, posee el registro con el complemento más pequeño de elementos pesados para una estrella: tiene casi el mismo contenido de elementos pesados ​​que el planeta Mercurio. En contraste, nuestro Sol está a miles de generaciones en esa línea.

 

La similitud entre las órbitas alrededor del centro galáctico de J18082002–5104378 y el Sol se puede ver, en contraste con otras estrellas de masa muy baja que solo pasan a través del disco de la Vía Láctea. Crédito: K. Schlaufman (JHU).

Los astrónomos han encontrado alrededor de 30 antiguas estrellas «ultra pobres en metales» con la masa aproximada del Sol. La estrella que Schlaufman y su equipo encontraron, sin embargo, es solo el 14 por ciento de la masa del Sol.

Una nueva posibilidad de observar estrellas más antiguas

El descubrimiento de esta nueva estrella ultra pobre en metales, abre la posibilidad de observar estrellas aún más antiguas.

Los astrónomos están ansiosos por encontrar sobrevivientes del universo primitivo, como una ventana a las condiciones en que se encontraban en ese entonces. La búsqueda de estrellas muy pobres en metales ha encontrado dos docenas de ejemplos extremos como el que se descubrió a principios de este año y que se cree que se remonta a 300 millones de años después del Big Bang.

Los hallazgos se publicaron en ArXiv.org.


Like it? Share with your friends!

29 shares
Andrea González
Editora de Mystery Science Net. Tengo predilección por la ciencia y los misterios que esta engloba. Gracias por tu visita.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *