Los remolinos lunares son hermosas anomalías ópticas en la superficie de la Luna que ocurren sin una forma definida y existen en varios tamaños. Sus orígenes han desconcertado a los científicos durante muchos años, sobre todo porque están asociados con campos magnéticos potentes y localizados.

Ahora, científicos de la Universidad de Rutgers en colaboración con la Universidad de Berkeley en California, finalmente han descubierto el misterio detrás de los remolinos lunares. Según su investigación, los patrones son causados ​​por tubos de lava subterráneos.

Los remolinos lunares y su extraño magnetismo se conocen desde hace mucho tiempo. Las misiones Apollo 15 y 16 ayudaron a delinear las fuentes de magnetismo que estaban conectadas a los remolinos en un documento publicado en 1979.

Sonia Tikoo, coautora del nuevo estudio, dijo: «La causa de esos campos magnéticos, y por lo tanto de los propios remolinos, ha sido un misterio desde hace mucho tiempo. Para resolverlo, tuvimos que descubrir qué tipo de característica geológica podría producir estos campos magnéticos y por qué su magnetismo es tan poderoso».

Científicos descubren el origen de los remolinos lunares
Sonia Tikoo, coautora del estudio y profesora asistente en el Departamento de Ciencias Terrestres y Planetarias de Rutgers-New Brunswick, observa muestras de una roca lunar. Créditos: Rutgers

Trabajando con lo que se conoce sobre la geometría impredecible de los remolinos lunares y las cualidades de los campos magnéticos relacionados con ellos, los analistas crearon modelos matemáticos para los «imanes» geológicos. Descubrieron que cada remolino debe estar por encima de un objeto magnético que está limitado y cubierto cerca de la superficie de la Luna.

Esto es consistente con tubos de lava, estructuras largas y estrechas formadas por lava que fluye durante las erupciones volcánicas; o con diques de lava, hojas verticales de magma inyectadas en la corteza lunar.

Aquí surge otra pregunta: ¿Cómo podrían los tubos de lava y los diques ser tan fuertemente magnéticos?

La respuesta radica en una reacción que puede ser única en el entorno de la Luna en el momento de las erupciones antiguas, hace más de 3 mil millones de años.

Experimentos previos han sugerido que muchas rocas lunares se vuelven altamente magnéticas cuando se calientan más de 600 grados Celsius en un ambiente libre de oxígeno. Esta reacción tiene lugar debido a que ciertos minerales se descomponen a altas temperaturas y liberan hierro metálico.

Normalmente, esto no ocurre en la Tierra, donde el oxígeno que flota libremente se une con el hierro. Y no sucedería hoy en la Luna, donde no hay un campo magnético global para magnetizar el hierro.

Científicos descubren el origen de los remolinos lunares
Reiner Gamma, el remolino lunar más famoso. Créditos: NASA LRO

Tikoo dijo: «Nadie había pensado en esta reacción en términos de explicar estas características magnéticas inusualmente fuertes en la Luna. Esta fue la última pieza en el rompecabezas de la comprensión del magnetismo que subyace a estos remolinos lunares».

El próximo paso sería visitar un remolino lunar y estudiarlo directamente. Tikoo hace parte de un comité que propone una misión de rover para hacer justamente eso.

El estudio se publicó en Journal of Geophysical Research .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here